Nuestro Blog

Etapas del funnel de ventas

El mundo de la mercadotecnia actual tiene mucha razón al afirmar que la clave para aumentar las ventas –sea de una tienda física o virtual- es tener bien armado y ampliamente desarrollado el Funnel de ventas, que coloquialmente conocemos como Embudo de ventas.


                ¿Qué es un Funnel de ventas? Podemos llamar así al proceso de acompañamiento que ejecuta una marca, negocio o empresa con una persona a la que, con el tiempo, llegará a convertir en cliente fiel. Este proceso se compone de etapas sistematizadas por el que las personas pasan una vez que se han enganchado con nuestra marca, negocio o producto. De allí su vital importancia para los negocios – principalmente online, los llamados e-commerce- que anhelan crecer exponencialmente.


                 Hablando del e-commerce o comercio electrónico, el funnel llega a ser así parte primordial de su estrategia, y no llega a ser otra cosa que el proceso de venta online. Por lo mismo, conozcamos las etapas que lo componen:


1. Estrategia:  Tenemos que idear y crear una ventaja sobre nuestra competencia, solo así seremos más visibles y más apetecibles.


2. Generar visitas a nuestro sitio web, landing page o red social: Aquí entra de lleno el plan de marketing, el branding (la construcción de la marca) y la estrategia de llamar la atención de los visitantes a nuestro mundo virtual.


3. Generar prospectos y captar clientes a través de un engagement inteligente, que sea más veraz y honesto que emocional.


4. Vender y cobrar, utilizando medios de pagos fáciles de operar, múltiples y variados.


5. Fidelizar al cliente dejándolo satisfecho y contento con su compra; solo así aseguramos que su relación con nosotros sea de por vida.


El Embudo de ventas podría parecer un proceso frío cuya finalidad única y última es vender. O una quimera. Pero no debería así. Si estamos convencidos que lo que vendemos, sea un producto físico o electrónico, solventa una necesidad real y además es de calidad comprobada, este proceso nos conducirá sin problema a la etapa última y más importante: la fidelización.


¿Por qué es importantísima la fidelización? Por varias razones:


- Nos permite generar ingresos recurrentes

- Nos brinda datos e información más concreta sobre nuestros clientes para mantener una relación cordial –no invasiva- con ellos a través de diferentes  medios

- Posiciona nuestra marca e imagen expandiéndolas de forma acelerada 


La gran ventaja del Funnel de ventas deriva en que es una forma sencilla de automatizar el proceso de venta. Esto permite que dediquemos nuestro tiempo a atender otras áreas de nuestro negocio o empresa igual de importantes.


Hay que mencionar que el Funnel de ventas ha de ser diseñado y elaborado por la (s) persona (s) indicada (s). No se debe tomar a la ligera ni encomendarle esta tarea a alguien que no esté involucrado en la dirección comercial de nuestro negocio o empresa. Por lo mismo, es de suma importancia el seguimiento o tracking que  debemos dar a cada una de las acciones que realizamos a lo largo del proceso, que nos auxilien en el análisis ulterior. 


El Funnel de ventas no es una camisa de fuerza; es un proceso estratégico y automatizado para vender bien y vender más.