Nuestro Blog

¿Qué es un avatar del cliente ideal y cómo hacer uno?

Una de las razones más comunes del porqué muchos negocios no consiguen una entrada regular y constante de clientes, es porque no conocen a su cliente potencial ideal. Es importante que sepas que no puedes lanzar un servicio o producto si no tienes claro el perfil de tus compradores. Conocer y comprender a profundidad cuáles son las necesidades de quién comprará tus productos o servicios es fundamental para optimizar tus resultados. Para ello, lo que tienes que hacer es crear un perfil único de cliente ideal o mejor conocido como avatar.

El avatar es la caracterización ideal de un comprador de tu producto o servicio. Es una representación de las personas a las que diriges tus productos y servicios y en los cuales te basas para crear tu estrategia de contenido. Su perfil abarca desde información demográfica como edad, ubicación e ingresos, hasta información psicográfica como intereses, razones para la compra, debilidades y preocupaciones.



¿Por qué crear un avatar?


Crear un avatar implica tener la idea clara y real de quiénes son tus clientes potenciales, en lo que se interesan y lo que buscan, puesto que con esta información puedes desarrollar las herramientas para diseñar un sitio web más llamativo, mejores estrategias de contenido y diseñar o rediseñar tus productos o servicios para que satisfagan las necesidades de tu cliente. Entre más preciso sea tu avatar, podrás conocer mejor a tus clientes, sus debilidades, miedos y necesidades. De esta manera podrás proporcionar soluciones más precisas. 


¿Cuál es la diferencia entre avatar y público objetivo?


Entender estas diferencias, es crucial para lograr entender mejor las necesidades de quien busca tu servicio o producto. El público objetivo es una representación amplia de los clientes que deseas tener y está compuesto por un segmento de la sociedad que tiene características en común y dónde es común utilizar criterios sociodemográficos como: educación, clase social, sexo, edad, nacionalidad, profesión y ubicación (urbana o rural). 


Por otro lado, el avatar, además de los datos geográficos y sociodemográficos que también están en el público objetivo, presenta otros criterios de información psicográfica como puede ser: nombre, sexo, edad, clase social, nacionalidad, ubicación, escolaridad, profesión, personalidad, estilo de vida y valores morales. Además incluye características conductuales como: gustos personales, inclinación por ciertos servicios y productos y calidad deseada en un producto o servicio. Cómo puedes observar, toda la información de un avatar te permite pensar y desarrollar estrategias de marketing contenido más útil.



¿Cómo construir tu avatar?


1. Preguntas básicas 


Para crear avatares tienes que responder a una serie de preguntas acerca de tu usuario: ¿Quiénes son tus compradores y por qué utilizan tu producto o servicio? ¿Qué comportamientos, supuestos y expectativas tienen respecto de tu producto o servicio? Si aún no tienes compradores, busca en tu público el patrón más recurrente de las personas a las que les gustan tu sitio web, quienes miran tus vídeos y quienes visitan tu blog.


Tienes que imaginar de qué manera tu servicio o producto va impactar positivamente en la vida de esas personas. Puedes apoyarte de formularios y ponerlos a disposición para que tu audiencia responda.



2. Características demográficas


Debes hacer es una lista de los rasgos demográficos y de personalidad de tu audiencia. Haz una investigación de mercado detallada con el fin de definir el perfil de clientes hasta llegar a un grupo reducido.


3. Identidad


Imagina a una persona en concreto y ponle nombre, escoge una imagen para él o para ella.



4. Diseña la ficha de tu avatar.


Crea una ficha y añade en ella todos los detalles de tu avatar; aunque algunos te parezcan irrelevantes, no lo son. No pases por alto nada: hobbies, intereses, motivaciones, frustraciones, deseos, aspiraciones, fuentes de información que utiliza et. Este conjunto de datos, son las piezas del rompecabezas que van creando tu avatar.


5. Construye su historia

 

Construye y escribe la historia de tu avatar; para ello, imagínate que eres él y explica cómo has descubierto tu producto.


6. Buscar canales de interés


Imagina qué medios utiliza para comunicarse con sus contactos y dónde busca la información que le interesa. Este dato es muy importante para hacer una publicidad efectiva y ver qué métodos son los mejores para atraer más clientes. Para eso busca foros relacionados con tus productos o servicios.



¿De qué herramientas dispongo?


  • Facebook es una excelente red social para ello. Allí encuentras grupos orientados hacia un sinfín de sectores específicos. Aprovecha los foros de preguntas en estos grupos y analiza el perfil de las personas que aparecen allí.
  • Facebook y Google Adwords, ofrecen opciones de segmentación, lo que le ayuda a cualquier persona a crear campañas para un público específico basándose en una lista muy específica de datos demográficos y psicográficos. 
  • Audience insight es una herramienta que te enseña quiénes son las personas que buscan productos/servicios similares a los que quieres vender. Con esta herramienta obtienes información como: edad, género y áreas de interés.
  • Elaborar encuestas para conocer los intereses de las personas. Publica tus encuestas en foros sobre tu área, en tu página de Facebook y en tu blog. Con esta información podrás analizar las respuestas para entender el perfil de tu comprador ideal. 



Crear un avatar es una estrategia muy útil para mejorar la experiencia de usuario. Por ello, no te olvides de siempre crear a tu avatar, para que tu marketing sea completo y puedas alcanzar todos los objetivos iniciales de tu producto o servicio.