Blog de Exur

Inbound Marketing o la ley de atracción

Así como para conquistar a una chica -o a un chico- debes seguir pasos precisos y bien pensados a fin de lograrlo, así también en el marketing digital existen estrategias precisas para atraer clientes, como la tan sonada estrategia inbound.


Este tipo de estrategia, que es considerada actual, tiene como finalidad atraer al cliente con contenidos útiles, relevantes, interesantes y atractivos. Poco a poco ha ido quedando atrás la estrategia contraria o outbound, que generalmente busca ganar adeptos - cliente- a través de medios pagados y de canales tradicionales.


El inbound marketing va más allá de generar una venta y acomodar productos casi mecánicamente; busca agregar valor a lo que el cliente busca. Si mi negocio consiste en vender desayunos nutritivos para deportistas con entrega a domicilio, tendría mucho más credibilidad, visibilidad y éxito no solo ofrecer el producto (el desayuno) y entregarlo en casa sino facilitar, además, todo un contenido valioso (información sobre la importancia de la vida sana, lista de tips o consejos para deportistas, recetas para preparar comidas y cenas saludables, etc.) y generar con esto empatía y confiabilidad con nuestro cliente. Y así, un cliente contento y satisfecho se convertirá en nuestro mejor promotor.


El inbound marketing agrega valor al servicio que ofrecemos o al producto que vendemos. Para lograr que una campaña cumpla con sus objetivos -atraer, convencer, concretar y cautivar- existen, lo que yo llamo, 5 leyes de atracción que no hay que dejar pasar por alto:


1. Imagen

Siempre, siempre, debemos recordar un principio fundamental: “La imagen habla más que mil palabras”. Una buena foto, un diseño atractivo atraen la mirada con lazos invisibles. Si la naturaleza de tu negocio o servicio lo permiten, contrata los servicios de un fotógrafo profesional para que te organice una sesión de fotos, que luego te sirva como  banco de imágenes. O si lo prefieres, puedes encontrar sitios gratuitos con fotos de calidad como Pexels.


2. Contenido

Es la médula espinal de cualquier clase de campaña. Debes ser un experto conocedor de todo lo que engloba tu producto/servicio. Si lo tuyo no es redactar notas para tu web o blog ayúdate de algún redactor freelance que lo haga por ti. En sitios de freelance puedes encontrar colaboradores que te ayuden a crear valor alrededor de tu marca/producto/servicio a través de contenidos.


3. Color en tus diseños

Búscate un buen diseñador capaz de plasmar en una post todo lo que quieres transmitir. Al igual que las imágenes, los diseños, mientras más atractivos sean, más
clientes podrán cautivar. No estaría de más que le eches un ojo a la Teoría del Color recomendada para la publicidad.


4. Llamada a la acción

Todo esfuerzo, por más grandioso que fuera, se quedaría en nada si no invitas a tu cliente a realizar una acción una vez que llamaste su atención. En el marketing se le llama CTA (Call to Action). Invítalo a recibir más información, a descargar un eBook, a registrarse para ganarse desayunos gratis durante toda una semana; a lo que quieras, pero invítalo. Así, estarás a punto de cerrar el círculo de la inbound marketing, porque lo que sigue ya no depende de ti: si lograste concretar, el cliente comprará tu producto o solicitará tus servicios. ¡Bravo! Pero recuerda: falta que tu producto/servicio cautive al cliente, para  que vuelva contigo, no se vaya y sea tu aliado promotor. 


Ver Detalles
Agotado