Nuestro Blog

La Guía Completa de Como Crear Una Estrategia de Contenido

Así como tienes un plan de acciones para promocionar tus productos, debes crear una estrategia de contenido para poder transmitir los mensajes de tu empresa a través de tu página web y las redes sociales de las cuales te apoyas. No basta con crear contenidos para aumentar tu presencia online y convertir a los visitantes, sino que se debe seguir un plan pensado, planificado y ejecutado de acuerdo a un proceso bien establecido. En pocas palabras una estrategia de contenido permite saber por qué, qué, para quién, cómo, cuándo y dónde vamos a crear contenido.



A continuación, una guía donde explico paso a paso cómo crear una estrategia de contenido.



1. Evalúa tu situación actual


Reflexionar acerca de la situación actual de tu empresa es imprescindible para poder comenzar una estrategia de contenido efectiva. Analiza en dónde estás parado.


¿Estás dónde quieres? ¿Cuáles son tus necesidades? ¿Tienes claro cuál es tu target?


Otro aspecto que no debes olvidar en este punto, es que debes conocer bien a tu competencia. Explora y revisa el contenido que está publicando tu competencia.


¿Qué acciones realiza? ¿Les funciona? ¿Podrías hacerlo mejor?


Todo esto te ayudará a definir el contexto en el que te encuentras y a determinar cuál es tu situación con respecto a tus pares.



2. Define y redefine tus objetivos principales


Una vez que has hecho una revisión de tu situación actual, el siguiente paso es definir los objetivos. Esto podría parecerte obvio, pero muchas veces actuamos sin antes haber determinado aquello que queremos conseguir.


¿Quieres aumentar los visitantes a tu sitio? ¿Quieres aumentar las ventas? ¿Tener más visibilidad?



Puede que tengas muchos objetivos, es por eso que tienes que revisarlos una y otra vez para priorizar y definir los más importantes.



3. Dedica tiempo a conocer a tu audiencia


No puedes crear contenido si no sabes a quién va dirigido. Es posible que tengas el mejor contenido, pero si no encaja con tu audiencia no será de utilidad.


¿Dónde se encuentra? ¿Qué edad tiene? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Qué problemas tiene? ¿Cómo podemos ayudarle a satisfacer sus necesidades?


Responder estas preguntas será muy útil para desarrollar el siguiente paso en la estrategia. Una vez que tengas esta información debes crear un avatar de tu cliente ideal (cliente ficticio que se crea para representar al tipo de cliente al que queremos dirigirnos) con el fin de entender cuáles son las necesidades y las motivaciones de tus posibles clientes.



4. Determina el contenido


Una vez que has definido tus objetivos y las necesidades de tus usuarios llevarás gran parte del trabajo hecho y lo que viene será de alguna manera más sencillo porque no estarás trabajando a ciegas. Toma en cuenta que el contenido que generes debe ser coherente con los objetivos fijados previamente y no olvides que el contenido tiene que ir enfocado a tu audiencia, no a tu marca o producto y pueden ser: ebooks, blogs, infografías, vídeos, podcast etc. Por otro lado, apuesta por la variedad utiliza infografías, vídeos, imágenes atractivas, tutoriales e innova en el contenido para evitar aburrir a tu audiencia.



5. Mapea tu contenido


Lo que viene es mapear los contenidos dependiendo de la etapa del ciclo de compra en la que se encuentra el usuario. Me refiero a que no tienes que ofrecer el mismo contenido a un usuario que visita tu sitio web por primera vez, que a uno que lleva mucho tiempo leyéndote.



6. Estudia cómo distribuir los contenidos


Lo que sigue es plantarte cómo vas a distribuir el contenido y asegurarte que llegará a quien tiene que llegar. Puedes valerte de algunas opciones gratuitas como los Newsletters o las redes sociales o bien, puedes considerar pagar por algunas de ellas, como son las campañas en Facebook o comprar espacios en webs.



7. Analiza una y otra vez


Analizar una y otra vez, es parte fundamental de una estrategia de contenido. Es muy importante que revises tus objetivos y que midas los resultados para identificar qué es lo que te funciona y qué no. Esta valiosa información te dará la pauta a lo que debes hacer en el siguiente paso.